Enfermedad de Dupuytren

La Enfermedad de Dupuytren se manifiesta con la aparición de una serie de cuerdas fibrosas debajo de la piel y adheridas a esta. Estas cuerdas condicionan una retracción de los dedos de la mano, siendo más frecuente la afectación del anular y del meñique.

Esta enfermedad puede deberse a herencia familiar y predominantemente en los varones, aunque no exclusivamente en estos casos.  La enfermedad de Dupuytren puede asociarse a trabajos manuales con herramientas que producen impactos repetidos, pero lo habitual es que aparezca en personas con cualquier tipo de trabajo.  Su peor característica es el ser recurrente, es decir, una vez tratada la enfermedad puede volver a aparecer en el mismo, en otros dedos, o en la mano contraria.

Son tres las principales técnicas para tratar la enfermedad de Dupuytren: 

  1. Fasciectomía abierta: Se practican incisiones amplias y se hacen los ajustes necesarios en la piel. 
    1. Ventajas: Se retira la totalidad del tejido enfermo.
    2. Desventajas:  En el sitio intervenido quedan cicatrices que pueden producir secuelas en la función y estética de la mano.
  2. Fasciotomía percutánea con agujas: Mediante agujas de pequeño calibre se se seccionan las cuerdas. 
    1. Ventajas: Permite eliminar la retracción de los dedos sin necesidad de incisiones en piel. Recuperación muy rápida en casos leves y moderados (En torno a 3 días)
    2. Desventajas: El tejido enfermo permanece debajo de la piel, por lo que se sigue palpando tras la intervención, aunque ya no limita el movimiento.  En casos muy avanzados puede ser preciso añadir incisiones que permitan liberar la articulación y la elongación de la piel que se ha retraído con el paso de los años.
  3. Fasciotomía con técnica de infiltración de colagenasa: mediante una técnica similar a la previa, se inyecta una sustancia que reblandece parte de las cuerdas permitiendo -días después- la ruptura de las mismas mediante manipulaciones por parte del médico.
    1. Ventajas: Resultado similar a la fasciotomía percutánea con agujas.
    2. Desventajas: Riesgo de reacciones adversas a la colagenasa, mayor coste para el paciente y al precisar un segundo paso para romper las cuerdas, el tiempo total de recuperación se prolonga uno o dos días más.

Ponderando las ventajas y desventajas de cada una de estas técnicas, preferimos la técnica de fasciotomía percutánea con agujas por los siguientes factores:

1. Recuperación más rápida al no tener cicatrices en la piel, ni necesidad de corte de puntos.
2. Máxima seguridad en cuanto a tasa de lesiones nerviosas y vasculares.
3. No hay riesgo de reacciones alérgicas a la colagenasa.
4. Alta satisfacción de más de cien  pacientes en nuestras manos. Muchos de ellos ya conocían la cirugía por técnica abierta que se les había realizado años atrás.

Como con cualquier procedimiento médico, debe consultar con su médico especialista para saber si es un candidato adecuado o si hay contraindicaciones que podrían requerir una preparación especial o bien la selección de otra técnica terapéutica.

Spread the word. Share this post!